Más del 70% de los incendios que registran las aseguradoras se producen en el hogar. Las causas más habituales de los incendios que se producen en viviendas suelen tener origen eléctrico, fuentes de calor, estufas o chimeneas, cigarrillos y fósforos, cocinas, velas, etc… Un fuego descontrolado puede llegar a destruir completamente una vivienda y poner en riesgo la vida de sus habitantes aunque afortunadamente la mayoría de los incendios se controlan o extinguen rápidamente en sus fases iniciales sin que estos lleguen a producir víctimas mortales o grandes daños materiales.

No obstante, una buena prevención basada en los pasos que se exponen a continuación te ayudará a evitar que tu hogar se vea involucrado en un incendio.

Consejos básicos para prevenir incendios:

Consejos básicos para prevenir incendios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *