Cuando se produce un incendio, la adrenalina nos impide pensar en otra cosa que no sea en la extinción del mismo. Esto forma parte del deseo de supervivencia que, de un modo instintivo, se activa en los seres humanos. Pero ¿sabías que después de controlarlo el peligro no se ha acabado? Los desechos que quedan cuando este ha finalizado deben ser tratados mediante limpiezas especiales, ya que si estas no se realizan oportuna y eficazmente, nuestra salud puede estar en riesgo.

En España los incendios son un problema constante. Así lo afirman y explican diversos expertos en el siguiente vídeo, en donde podemos apreciar que, pese a las estrategias desarrolladas y la eficacia de las políticas de prevención, en buena medida dependen de los ciudadanos. Estos deben ser los más interesados en cooperar, puesto que son los más afectados por la destrucción causada por el fuego.

Fuente del vídeo: Eltiempo.es

Sin embargo, cuando se produce un incendio no solo debemos preocuparnos por el deterioro que el fuego pueda causar. Ciertamente, este es el que mayor destrucción puede producir, pero no es la única fuente de peligro. El humo y el hollín que surgen de la combustión también constituyen un riesgo para nuestra salud, y muchas veces no nos percatamos de ello.

Y es que, a diferencia del fuego, los restos de humo y hollín permanecen después de que aquel se haya extinguido. Su acción en nuestro organismo puede ser imperceptible al principio y, en ocasiones, es muy tarde cuando se detectan las consecuencias.

Riesgos de la inhalación del humo de un incendio

El humo producido en un incendio está compuesto por gases y partículas muy pequeñas que son producto de la combustión de los materiales que se queman. Dicha combinación es tóxica para el ser humano y, en consecuencia, perjudicial para cualquier persona.

Su impacto en la salud puede manifestarse de diversas formas. Por lo general, los efectos son leves y los más frecuentes son tos, ardor en los ojos, aceleración del ritmo cardíaco e irritación en la garganta. Pero, además, se pueden producir otras complicaciones que afectan al sistema respiratorio.

Riesgos de la inhalación del humo de un incendio

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud señala que los incendios producen «repercusiones sanitarias crónicas». Entre los padecimientos severos que se pueden derivar de la exposición al humo, la OMS destaca: el «aumento del riesgo cancerígeno, neumopatía crónica y disminución de la esperanza de vida».

Otro aspecto que debemos tener en cuenta es que algunas personas son más propensas a padecer enfermedades y a sufrir las consecuencias de la inhalación del humo que otras. Entre ellas podemos mencionar a:

Si una persona que se encuentre en alguna de dichas condiciones inhala el humo de un incendio, debemos ofrecerles protección prioritaria y atención inmediata. El examen médico debe realizarse aunque no se experimenten síntomas agudos.

¿Cómo limpiar las paredes después de un incendio?

Un incendio también destruye y deteriora a las viviendas y edificaciones. La atención a estas consecuencias no solo debe realizarse por el interés de recuperar los inmuebles. Si las paredes no han sido destruidas por el fuego y permanecen en pie, seguramente tendrán manchas causadas por el hollín y habrán absorbido el olor del humo. Por tanto, tienen que ser objeto de un mantenimiento especial.

Este mantenimiento o limpieza especial no puede llevarse a cabo utilizando productos comunes. Aunque una simple mezcla de agua y detergente parezca eficaz, lo cierto es que no servirá de ayuda.

Por otra parte, debe tenerse en cuenta que la limpieza de superficies afectadas por el hollín puede resultar tóxica. Por consiguiente, tenemos que estar provistos de guantes, gafas y de una máscara para protegernos.

Cómo limpiar las paredes después de un incendio

Ante el desconocimiento que muchas personas tienen sobre este tema, no hay mejor solución que buscar ayuda profesional. En Ozono3 nos especializamos en limpieza de incendios. Somos conscientes de la importancia que tiene nuestro servicio y, por eso, procuramos utilizar los equipos y productos de mayor calidad para la recuperación de espacios afectados por siniestros.

No debe preocuparse por desconocer las técnicas y procedimientos que se deben seguir en estos casos. La limpieza de incendios es un servicio de nivel especializado. En ella se emplean materiales y equipos de tipo profesional, que solo los expertos en la materia saben manipular. En este sentido, nuestra recomendación es que deje en nuestras manos la recuperación de su propiedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *