Cuando se produce un incendio en una vivienda o local es necesario establecer prioridades en los trabajos a realizar para:
 

Minimizar el impacto en los daños.
Permitir el acceso rápido a otros reparadores.
Evitar la inhabitabilidad y / o cese del negocio.
 

Las fases necesarias por orden de prioridad son:

 

Desescombrado: Retirada de elementos y mobiliario directamente afectado por el incendio así como elementos constructivos dañados (techos, ventanas, puertas…).
Retirada de textil: En un incendio se genera hollín y humo que afecta a todos los elementos de la vivienda o local y por tanto también a los textiles y tapicerías. Es necesario la retirada de todas las prendas afectadas para su limpieza y desodorización especializada antes de poder iniciar el resto de trabajos de limpieza.
Limpieza de incendio: Consistente en la retirada de hollín volátil, mediante sistemas de aspiración y limpieza de arrastre, de todos los elementos de continente y contenido afectados por el incendio.
Tratamiento en tapicerías: Limpieza mediante diferentes sistemas (inyección – extracción, aspiración…) de tapicerías (sofás, sillones, sillas…) y colchones. Eliminación de olor a humo.
Desodorización y descontaminación: Eliminación de olor a humo, muy persistente y difícilmente eliminable mediante ventilación natural, mediante tratamientos de choque con ozono y neutralizadores de olor a través de hidrosolubles o nebulizadores. Eliminación de compuestos químicos perjudiciales (Cov´s).
 

Solicite presupuesto pulsando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.